News Articles

Caridades Católicas Distribuye Necesarias Comidas en Medio de La Crisis


ALIMENTANDO LA COMUNIDAD—Caridades Católicas, en conjunto con otras agencias y negocios, distribuyó comida el Jueves Santo, 9 de abril, fuera del Centro Comunitario Betances, calle 146 este en el Bronx. / FOTO POR MARIA R. BASTONE

Article Orginally Appears on Catholic New York 

Posted Thursday, November 19, 2020 7:20 am

POR ARMANDO MACHADO

Monseñor Kevin Sullivan, director ejecutivo de Caridades Católicas de la arquidiócesis, dijo que la distribución de alimentos de emergencia en las últimas semanas se hizo posible gracias a la dedicación de los empleados y la generosidad de los socios de la agencia. Monseñor también dijo que se están planeando otros proyectos de distribución de alimentos a medida que más neoyorquinos continúan enfrentándose a las terribles circunstancias derivadas de la pandemia del coronavirus.

“Estamos agradecidos por las donaciones de Fresh Direct las cuales nos permitieron proporcionar vegetales frescos para la gente, y la gente estuvo muy agradecida”, dijo monseñor Sullivan en una entrevista telefónica a Catholic New York el Jueves Santo, 9 de abril.

“Nuestro personal hizo un gran trabajo preparando las cosas de una manera que fuese absolutamente apropiada de acuerdo con los requisitos de distanciamiento social, y la gente tuvo puesto en todo momento su equipo de protección”, agregó monseñor Sullivan al describir una reunión de distribución en el Bronx que había tenido lugar antes ese mismo día.

“Fue triste por todo lo que está pasando, pero fue muy inspirador ver a todos trabajando juntos. En medio de esta pandemia, los residentes del lugar obtuvieron alimentos muy nutritivos.

“Esto fue críticamente importante por dos razones. En primer lugar, nos aseguramos de cumplir con nuestra misión católica cristiana de servicio hoy, Jueves Santo. Y, en segundo lugar, esa comunidad donde proporcionamos las comidas es hoy en día una de las más afectadas por el coronavirus. La realidad es que nuestras comunidades latinas y afroamericanas se están viendo desproporcionadamente afectadas por este virus”.

A medida que empeore el impacto económico por la pérdida de empleo, los proyectos de distribución de alimentos tendrán una mayor demanda, explicó monseñor Sullivan, quien añadió que no cree que el nivel de escasez de alimentos sea tan malo ahora como probablemente lo será en meses venideros. “Va a ser una situación muy difícil para tanta gente... Y confiamos cada vez más en el personal, porque muchos de nuestros voluntarios son personas de la tercera edad y ellos son los que necesitan quedarse en casa, para resguardarse de esta pandemia. Así que estamos transfiriendo personal de otros programas de la agencia para asegurarnos de que nuestras despensas puedan permanecer abiertas... La gente está siendo buenos vecinos”.

El Jueves Santo, Caridades Católicas distribuyó 400 cajas de alimentos y bolsas de vegetales y frutas justo afuera del Centro Comunitario Betances en el Bronx. Cada caja contenía comidas para cuatro personas, para un total estimado de 1.600 comidas. También se repartieron suministros de cuidado personal, artículos para el hogar y artículos para mascotas.

Para mantener seguros a todos, la distribución se llevó a cabo al aire libre con un horario de recogida escalonada o por turnos para evitar el amontonamiento de personas. Parte de los alimentos fue entregada a domicilio a personas de la tercera edad que no pudieron salir de sus hogares debido al coronavirus.

La distribución de alimentos de Caridades Católicas se realizó en conjunto con RDC Development, una operación conjunta entre Wavecrest Management en Queens y MDC Design and Construction of Long Island. Todo esto se dio durante una semana en la cual los neoyorquinos vieron un desempleo récord y un aumento en la posibilidad de quedarse sin alimentos debido a la crisis del coronavirus.

Monseñor Sullivan estuvo presente para hablar de la posible escasez alimentaria a raíz de despidos masivos, las formas en que la arquidiócesis está ayudando a los neoyorquinos necesitados y el significado adicional de hacer caridad durante la Semana Santa.

Cada caja incluyo información sobre el acceso a asistencia alimentaria, servicios sociales disponibles y oportunidades de empleo, así como información acerca de cómo participar en el Censo 2020, y la importancia de hacerlo para ayudar a asegurar la financiación de su comunidad. Los organizadores dijeron que el evento de distribución fue posible en gran parte gracias a generosas donaciones de Fresh Direct en el Bronx.

“Y Goya también ha sido muy generoso”, dijo monseñor Sullivan. “Estamos trabajando con mucha gente”.

Caridades Católicas ha ampliado su programa de asistencia alimentaria aumentando la frecuencia de “pop-up pantries” o alacenas ambulantes de comida y distribuciones especiales. La división Alianza de Caridades Católicas pasó la Semana Santa distribuyendo 400 bolsas de comida a personas a quienes ayuda en la sección de Washington Heights en Manhattan. Los organizadores dijeron que Caridades Católicas está planeando distribuciones de alimentos para inmigrantes que reciben asistencia legal de la agencia, y para personas de la tercera edad y jornaleros.

El padre Eric Cruz, director regional de Caridades Católicas del Bronx, señaló que, aunque los edificios de la Iglesia están temporalmente cerrados, la misericordia y el servicio de la Iglesia nunca para. “Es muy fácil que los ancianos, los enfermos en casa, las personas con hambre y los recientemente desempleados se sientan muy solos, confundidos y desesperados”, dijo el padre Cruz a CNY la semana pasada. “Muchos comienzan a preguntarse: ‘¿Cómo puede haber sucedido esto; ¿cómo puedo alimentar a mis hijos?’. Bueno, ustedes no están solos”.

“Los amamos, oramos por ustedes y estamos aquí con ustedes”.