News Articles

Marcha en NYC ratifica el pedido de justicia para los trabajadores agrícolas - El Diario

El Cardenal de Nueva York Timothy Dolan insta al Senado a aprobar el proyecto de ley

Los responsables de que los neoyorquinos tengamos frutas y verduras frescas sobre la mesa todos los días, irónicamente están en las calles para exigir mejores condiciones de vida y poder comer…

La marcha de los trabajadores agrícolas  avanzó este sábado hasta Washington Heights y continuará su largo periplo hasta la capital del estado, Albany, donde se espera lleguen el 1 de junio, para exigir que el Senado estatal apruebe el proyecto de Ley de Prácticas Laborales Justas de los Trabajadores Agrícolas (Farmworker’s Fair Labor Practices Act, S.1291).  que les reivindique.

“Tenemos un deber que es hacer cumplir la ley imperativa de Dios que establece que debe haber justicia, que todos somos iguales”, dijo el Cardenal de Nueva York Timothy Dolan.

El jefe de la iglesia Católica de la ciudad fue uno más de los que acompañaron la actividad. Dolan hizo un llamado a la sensibilidad de los legisladores y pidió se apruebe la legislación.

“La defensa de la igualdad está basada en principios bíblicos y nada es más injusto que no mejorar las condiciones de vida y la dignidad de quienes aseguran la alimentación de la gente”, enfatizó Dolan.

La marcha se reinició en Cadman Plaza a las 8h45 a.m., en el vecindario Brooklyn Heights, cruzó el puente de Brooklyn y llegó a media mañana a las escalinatas del City Hall donde sus principales líderes intervinieron. La cruzada de los trabajadores agrícolas  empezó el 15 de mayo en Smithtown, Long Island y es un esfuerzo de Rural and Migrant Ministry, la Federación Hispana y Caridades Católicas, entre otras entidades.

“Estamos aquí para exigir la aprobación de un proyecto de ley que lleva más de 20 años estancado en Albany. No se puede concebir tanta indolencia”, dijo de su parte José Calderón, presidente de la Federación Hispana.

En el Senado reposa el proyecto Farmworker’s Fair Labor Practices Act, S.1291 que fue presentado por el senador demócrata domínico-americano Adriano Espaillat,  que ha logrado el respaldo de al menos 29 legisladores entre demócratas y republicanos.

Espaillat se sumó a la marcha que concluyó  precisamente en su distrito del Alto Manhattan, Washington Heights. También tomó parte de la actividad el concejal Carlos Menchaca, que preside el Comité de Migración del Concejo.

“La situación de los trabajadores agrícolas es el pequeño secreto sucio de Nueva York. No tienen compensación por accidentes, ni derecho de asociación colectiva ni días libres. Es tiempo de terminar con esto”, expresó Espaillat.

La gran mayoría de los de los 80,000 trabajadores agrícolas del área de Nueva York son mexicanos y centroamericanos. No tienen ningún tipo de protección laboral y trabajan en promedio entre 60 y 65 horas semanales.

El activista José Chapas de la organización Rural and Migrant Ministry dijo que  no abandonarán la lucha hasta que se apruebe la legislación.

“Este proyecto tiene muchos años archivado. Todos los años se lo presenta a debate pero los legisladores buscar la forma de evadirlo y no lo aprueban. Esperamos tocar el corazón de ellos con esta marcha”, agregó Chapas, originario de Nuevo León, México, pero desde niño creció en los campos agrícolas de Texas, ahora trabaja en Nueva York.

Chapas destacó que el senador John Flanagan  y actual  líder de la mayoría republicana en el Senado, fue en su momento el patrocinador del proyecto de ley, pero en la actualidad está dilatando la votación por la oposición de parte de los miembros republicanos que provienen de las áreas agrícolas.

La marcha hizo una parada en Union Square, luego otra en el Upper West Side y concluyó con una asamblea popular en Washington Heights.

Read more